¿8 Pasos Antes de Comprar Un Negocio?

Porcentajes muy altos de personas han pensado en algún momento de sus vidas tener su propio negocio, pero muchos no han tomado la iniciativa de lanzarse por X o Y razón, en cambio otros, hemos tomado la decisión de cambiar nuestro rumbo, de tomar el “toro por los cuernos”.

La decisión siempre va a estar ligada a:

 

–        Ser mi propio jefe

–        Tener más tiempo para mí

–        Tener más tiempo para mi familia

–        Crear mi propia empresa

–        Dar empleo a otras personas

–        Crear mi propia riqueza

 

Los que emprendemos sabemos muy bien que como empleados nunca seremos “libres” ya que siempre tendremos que rendirle cuentas a alguien más y también sabemos que nuestra vida y tiempo estará manejada y a disposición de un jefe.

Existen muchas maneras de emprender, pero en este artículo quiero hablar de algunos puntos importantes para tener en cuenta a la hora de adquirir un negocio ya establecido y/o funcionando.

 

¿Qué debes de analizar antes de comprar un negocio?

Todos los negocios tendrán siempre algún tipo de riesgo y más a la hora de comprar uno en marcha, ya que comprar el negocio ideal puede llegar a ser complicado, aunque desde un principio debes de tener claro qué ese negocio será el negocio correcto y rentable para ti.

Recuerda que un negocio no es como un mar tranquilo, míralo más bien como un mar donde está tranquilo unos días y otros días hay olas y vientos muy fuertes.

No importa cuán tentador pueda parecer un negocio, siempre es necesario realizar un análisis a fondo no sólo del negocio en sí, sino de lo que implicara en tu vida y si es el caso la de tu familia.

 

 

Antes de comprar un negocio el cual ya esté en marcha y/o funcionando debes tener en cuenta los siguientes factores:

 

1. Seguridad al emprender

Ten en cuenta que vas a emprender un nuevo camino, el camino del “emprendimiento” Debes de tener la seguridad de querer hacerlo, saber las ventajas y los riesgos que conllevo esto.

 

2. Asegúrate de que tienes los conocimientos suficientes

De los puntos más importantes es este, ya que sin conocimientos previos sobre lo que se trata el negocio y pueda tener todo lo que necesita, si existe falta de preparación sobre el tema esto puede llevarte a la quiebra muy pronto.

 

3. No seas esclavo de tu negocio

De los problemas más comunes que nos encontramos a la hora de emprender es que deseamos cambiar nuestros trabajos porque en ellos nos sentimos esclavos, pero resulta que cuando empezamos nuestro propio negocio nos volvemos esclavos de este y los clientes terminan siendo nuestros jefes.

Entonces pregúntate si podría funcionar el negocio si estas ausente unos días.

Analiza muy bien este punto, ya que en un principio y durante debes de estar muy encima de tu negocio, pero no olvides analizar como podrías automatizarlo para que no te conviertas en esclavo de su funcionamiento.

 

4. La opinión de clientes y de la comunidad cuenta

Averigua un poco más sobre su ubicación, de proyectos futuros o leyes locales nuevas o recientes. No querrás comprar un negocio mal situado o próximo a ser cerrado por algún cambio de ley local.

 

5. Historia de éxitos y fracasos

Es bueno saber cuáles han sido las bajas y altas que ha tenido el negocio. Trata de entender las razones “reales” por las que el vendedor está vendiendo.

Recuerda que siempre existe una diferencia abismal entre lo que el vendedor dice vender y lo que está vendiendo, aun sin malas intenciones por parte del dueño.

 

6. Un negocio se evalúa antes de la compra

Este error lo comenten muchas personas al involucrar las emociones a la hora de comprar un negocio. Puedes ver productos y servicios llamativos para ti, pero si no te van a dar beneficios, para qué invertir en algo emocional.

Recuerda revisar muy bien el comportamiento de las ventas, el flujo de caja, las ganancias netas del negocio, al menos en los últimos 3 años.

Cuando se trate de un negocio grande es fundamental realizar una auditoria para verificar lo que se ofrece. Esta auditoria te puede ayudar a responder si el negocio tiene alguna deuda, qué compromisos estas adquiriendo, cuál es el estado real de los activos y pasivos, que vale el negocio, etc…

Si se trata de un negocio pequeño, puedes pedir a un contador una evaluación simple, es importante analizar el negocio personalmente durante unos días de actividad normal.

 

7. Analiza la inversión inicial

Analiza y calcula según los números que te han dado, cuánto tiempo tardarías en recuperar tu dinero de la inversión. Por esa razón tienes que proyectar el flujo de caja al menos para los próximos meses. (El cálculo en tiempo depende del tipo de rubro).

 

8. Arma un plan de negocio

Otro de los errores comunes es no armar un plan de negocio a cada emprendimiento que se hace.

No significa que porque compraste un negocio en marcha este va a seguir su camino sólito y se fortalecerá en el tiempo por inercia.

Siempre busca realizar un plan de negocio, ya que en muchas ocasiones su dueño no ha explotado el máximo potencial al negocio y tú puedes sacarle su máximo rendimiento.

 

Recuerda que siempre es bueno buscar más puntos de vista y asesorarse de personas como contadores, abogados, también personas que tienen y/o han tenido negocios similares a lo que deseas, ya que todos los puntos de vista, sugerencias y con toda la mayor recolección de datos al respecto te van a ser útiles en la toma de la decisión final.

Entonces ya sabes ¡Asesórate!

Déjanos un Comentario

Start typing and press Enter to search